Letar de Al otro lado de la luna - Gian Marco

Basta saber cómo me miras para saber lo que te pasa,
basta saber que eres mentira cuando le restas importancia
a los detalles y a tus besos, a tu secreto y mi deseo.
Basta saber cuando te veo, aunque te pongas a llorar, ya no te creo.

Te dejo mi calor por si te enfrías,
si te hace falta el aire y mis caricias,
y para que me extrañes en el cielo,
dejé una nube gris y un aguacero.

Te dejo mi respeto que aún te tiene
al lado de tus cuentos y mis dudas.
Y para que me extrañes en la noche,
dejé mi corazón al otro lado de la luna.

Basta saber cómo me miras para saber lo que te pasa,
basta saber que eres mentira cuando tu flor y tu fragancia
pertenecen a otro cuerpo, a otro que tiene por trofeo
lo que tenia yo algún día.

Letar de Al otro lado de la luna - Gian Marco
Letar de Al otro lado de la luna - Gian Marco

Si te tuviera al lado, volvería a darte mi calor por si te enfrías,
si te hace falta el aire y mis caricias,
y para que me extrañes en el cielo,
dejé una nube gris y un aguacero.

Te dejo mi respeto que te tiene
al lado de tus cuentos y mis dudas.
Y para que me extrañes por la noche,
deje mi corazón al otro lado de la luna.

Te recuerdo que el amor se cura, poco a poco, con el tiempo
y dice algún teorema que el amor no es una enfermedad.
Me encuentro en el dilema de extrañarte, pues ya no te tengo
y aunque te encuentres lejos, basta con besar mi soledad, esa es mi forma de amar.

Te dejo mi calor por si te enfrías,
si te hace falta el aire y mis caricias,
y para que me extrañes en el cielo,
dejé una nube gris y un aguacero.

Te dejo mi calor por si te enfrías,
si te hace falta el aire y mis caricias,
y para que me extrañes en el cielo,
dejé una nube gris y un aguacero.