Letra de Déjala que baile - Melendi, Alejandro Sanz y Arkano

Hoy que la tierra no es plana ni la ciencia ya es de herejes,
hoy que no marcan tendencia más las pinturas rupestres.
Hoy que no tienen sentido las palomas mensajeras,
ahora que por fin las redes unen al planeta.

Ella no es la princesa delicada
que ha venido a este party a estar sentada.
Ella no es solamente lo que ves,
a ella ni tú ni nadie le para los pies.

Déjala que baile con otros zapatos,
unos que no aprieten cuando quiera dar sus pasos.
Déjala que baile con faldas de vuelo,
con los pies descalzos dibujando un mundo nuevo ¡Déjala que baile!

Ella es destino, ella es origen,
es el relato y la escritura que conviven.
Ella es principio y ella es final,
baila con ella en esta fiesta que es global.

Hoy que no hay duelos a muerte cada vez que alguien te irrite,
para poder desahogarnos hemos inventado Twitter.
Si pensamos diferente, ya no huele a disputa.
Los filósofos no brindan con cicuta.

Letra de Déjala que baile - Melendi, Alejandro Sanz y Arkano - Canciones de amor
Letra de Déjala que baile - Melendi, Alejandro Sanz y Arkano - Canciones de amor
Ella no es la princesa delicada
que ha venido a este party a estar sentada.
Ella no es solamente lo que ves,
a ella ni tú ni nadie le para los pies.

Déjala que baile con otros zapatos,
unos que no aprieten cuando quiera dar sus pasos.
Déjala que baile con faldas de vuelo,
con los pies descalzos dibujando un mundo nuevo ¡Déjala que baile!

Ella es destino, ella es origen,
es el relato y la escritura que conviven.
Ella es principio y ella es final,
baila con ella en esta fiesta que es global.

Oye, escucha ¡Es la lucha! ¡A rimar!

Déjala que baile en esta fiesta
con la idea de liberarse de una moral impuesta,
de no culpabilizarse por buscar la respuesta.
Si tiene que casarse, que sea con su protesta.

Este sólo es mi humilde modo de decir
que aquel que busca un florero es que no cuida su jardín.
Así que olvida todo lo aprendido y sal a bailar,
pues ninguna estrella pide permiso para brillar.

Déjala que baile con otros zapatos,
unos que no aprieten cuando quiera dar sus pasos.
Déjala que baile con faldas de vuelo,
con los pies descalzos dibujando un mundo nuevo ¡Déjala que baile!