thumbnail

A que no me dejas - Alejandro Sanz

Nosotros éramos los que eramos ayer y los que seremos mañana. 
Nosotros somos los de "me quedo", si te quedas. 
Nosotros éramos los que quedábamos bajo la mesa. 
Nosotros somos los que de postre girábamos la puerta.

Nosotros fuimos los primeros que de amor quedaron ciegos 
y los que hicimos de una esquina, un recuerdo eterno. 
Nosotros somos los que suplicábamos que estalle el mundo entero. 
Sobreviviremos, hemos vivido nuestro sueño. 
Yo soy el tiempo que tú y yo hemos compartido. 
Ahora, dime que no,perdemos los dos si te vas. 

Y a que no me dejas, a que te enamoro una vez más, 
antes de que llegues a la puerta. A que no... a que no me dejas, 
a que hago que recuerdes y que aprendas a olvidar. 
Y a que no me dejas, a que hago que se caigan las murallas de tu pena, 
a que te des, te entregues, que ni siquiera te des cuenta, 
si quieres apostamos, corazón... 

Nosotros seremos lo que tú quieres que seamos. 
Yo soy lo que te dé la gana, échamelo todo en cara. 
También soy el que te acaricia en la mañana. 
Yo soy el que te ama, que te da las ganas y desganas. 
Yo soy el que te cuenta las pestañas, yo soy el que te arropa 
cuando estás durmiendo y te quedas helada. 
Yo soy el que navega contra el viento. 
Ahora, dime que no, perdemos los dos si te vas... 


Pero a que no me dejas, a que te enamoro una vez más, 
antes de que llegues a la puerta. A que no... a que no me dejas, 
a que hago que recuerdes y que aprendas a olvidar. 
Y a que no me dejas, a que hago que se caigan las murallas de tu pena, 
a que te des y te entregues, sin que ni siquiera te des cuenta, 
No importa, porque ya hemos perdido los dos. 

Y a que no me dejas, a que te enamoro una vez más, 
antes de que llegues a la puerta. A que no... a que no me dejas. 
No importa, porque ya hemos perdido los dos... 
Y a que no me dejas, a que hago que se caigan las murallas de tu pena, 
a que te beso y te entregas, sin que ni siquiera te des cuenta. 
Si quieres, apostamos, corazón... 

A que no me sueñas, te lo digo 43 veces, a que no me sueñas... 
A que te beso y te entregas, que tú no puedes olvidarme, corazón... 
Pero es que eso es así, a que no me dejas... 
A que, aunque tú quieras, mira, niña, no me dejas... 
Porque tenemos recuerdos pa' llenar las penas. 
Si quieres, apostamos, corazón... A que no me dejas...