thumbnail

Encanto - Miguel Bosé

Si se le ofende, el amor va y se defiende
y pone el mundo a sus pies.
Como la lava: lo arrasa, todo apaga,
por donde vino, se fue.

El amor corre la sangre y te recorre
y te abandona al dolor.
Revive sombras y nada, él sobrevive,
no deja rastro ni olor.

El amor teje sus hilos con el hambre
que brillan como la miel.
Tiene el alambre y veneno de su baba,
dejas el alma y la piel.

Roba el silencio los corazones,
te quita el sueño y soñar no impide.
Y hace tuyo ese vértigo lento.
Golpea fuerte hasta no sentirle,
inolvidable hasta no sufrirle.
Y haces tuyo ese íntimo encanto, ese íntimo encanto.

El amor vive escondido en la memoria,
donde el amor no es piedad.
Por cuanto mata, el amor después decide
cuánto te quita o te da.

Y ha visto cuanta estrella,
cuántas cosas se hacen bellas...
Cuántas y el amor va y se va...

Roba el silencio los corazones,
te quita el sueño y soñar no impide.
Y hace tuyo ese vértigo lento.
Golpea fuerte hasta no sentirle,
inolvidable hasta no sufrirle.
Y haces tuyo ese íntimo encanto, ese íntimo encanto.

Y ha visto cuanta estrella,
cuántas cosas se hacen bellas...
Cuántas y el amor va y se va...

Y ha visto cuanta estrella,
cuántas cosas se hacen bellas...
Cuántas y el amor va y se va...

Golpea fuerte hasta no sentirle,
inolvidable hasta no sufrirle.
Y haces tuyo ese íntimo encanto.

Roba el silencio los corazones,
te quita el sueño y soñar no impide.
Y hace tuyo ese vértigo lento.

Y ha visto cuanta estrella,
cuántas cosas se hacen bellas...
Cuántas y el amor va y se va...

Y haces tuyo ese íntimo encanto... Ese íntimo encanto.