thumbnail

V.O.S - La Oreja de Van Gogh

Al igual que un gas invade un laberinto, 
la nostalgia se hizo con mi corazón 
y aunque a pares tengo ojos, tengo oídos, 
sin ti pierden sentido, el sonido y el color. 

No me quito el vicio de esperarte en casa, 
apoyando mi cabeza en el cristal 
y cuando empaño de un suspiro la ventana, 
dibujo un tres en raya que vuelvo a empatar. 

Si algún día nos cruzamos, no respondas ni hagas caso 
a los subtítulos que bajo mi sonrisa sabes ver. 
Yo te diré que voy tirando, negaré que estoy llorando 
y fingiré que el tiempo todo lo curó. 

No consigo hacer nada sin darme cuenta 
y es el precio de aprender a no llorar. 
Y aunque a veces nada indica que compensa, 
me niego a dar la vuelta y hacerme menor de edad. 

Si algún día nos cruzamos, no respondas ni hagas caso 
a los subtítulos que bajo mi sonrisa sabes ver. 
Yo te diré que voy tirando, negaré que estoy llorando 
y fingiré que el tiempo todo lo curó. 

Si algún día nos cruzamos, no respondas ni hagas caso 
a los subtítulos que bajo mi sonrisa sabes ver. 
Yo te diré que voy tirando, negaré que estoy llorando 
y fingiré que el tiempo todo lo curó. 

Y en realidad nunca te olvido, fuiste mi único camino 
y tu sonrisa un buen motivo para ser alguien mejor, 
y aunque te cuenten que me vieron de princesa en algún cuento, 
no hace falta que te diga que tan sólo cuentos son.