thumbnail

Soberbio - Romeo Santos

Mis noches no tienen luna, son oscuras y amargas. 
En esta historia que narro, la princesa se marcha, 
por creerla mía, hoy no es mía y quizás por tan creído 
y sentirme superman, indestrutible, inmune a llorar. 
Mi abuelo vio el Titanic que se hundió en el mar 
y su nieto no es de hierro ni un inmortal. 

Un soberbio rendido, sin su amor yo ya no puedo continuar, 
ahora entiendo que el amor no tiene precio, 
con fama y mi dinero, si quisiera, no la puedo comprar. 
En el suelo abatido, se alejó y ya no quiere regresar, 
me dejó una nota adentro del bolsillo, 
decía "Estás dormido, pero me despido". 

Tengo diez carros de lujo y una alma en pena, 
un palacio con todo, menos la reina 
y el portón abierto por si quiere volver. 
Fui prepotente, me sentía superman, indestrutible, inmune a llorar. 
Mi abuelo vio el Titanic que se hundió en el mar 
y su nieto no es de hierro ni un inmortal. 

Un soberbio rendido, sin su amor yo ya no puedo continuar, 
ahora entiendo que el amor no tiene precio, 
con fama y mi dinero, si quisiera, no la puedo comprar. 
En el suelo abatido, se alejó y ya no quiere regresar, 
me dejó una nota adentro del bolsillo, 
decía "Estás dormido, pero me despido". 

Llora, guitarra mía ¡Llora! 
Tengo todo lo que el dinero pueda comprar, 
pero no la tengo a ella, me quiero morir…

Un soberbio rendido, sin su amor yo ya no puedo continuar, 
ahora entiendo que el amor no tiene precio, 
con fama y mi dinero, si quisiera, no la puedo comprar. 
En el suelo abatido, se alejó y ya no quiere regresar, 
me dejó una nota adentro del bolsillo, 
decía "Estás dormido, pero me despido". 

Quédate con todo, aquí me despido.