thumbnail

Amada mía - Axel

Con una reacción en tu mirada predices claramente lo que quiero.
Ya me conoces bien y te lo callas, pues has puesto mi vida en el caldero.
Y yo inocente y lentamente voy cayendo como un idiota tan enamorado,
y qué le voy a hacer si así te quiero y te entrego mi vida del todo en tus manos.

Has conmigo lo que quieras que por supuesto te perdonaría,
mi locura no tiene fronteras, eres dueña de la vida mía.
Cambia todo en un instante que por supuesto también te lo creo,
miente y trata de olvidarme y qué me importa nada si yo así te quiero.

Voz de conquistadora convencida, ojos de ingenuidad que ha sido herida
y con plena actitud de estar perdida, quién puede resistirse, amada mía.
Y son tus besos en verdad diez mil cadenas que me amarran a ti y me condenan.
Sigo en la dirección que va mi alma y ella no se detiene, aunque quiera pararla.

Has conmigo lo que quieras que por supuesto te perdonaría,
mi locura no tiene fronteras, eres dueña de la vida mía.
Cambia todo en un instante que por supuesto también te lo creo,
miente y trata de olvidarme y qué me importa nada si yo así te quiero.

Me tomas, me besas, me abrazas
y estoy suplicando que quiero volar,
ir contigo a otra parte, esas nubes
que alcanzo a tocar a tu lado, a tu lado.

Has conmigo lo que quieras que por supuesto te perdonaría,
mi locura no tiene fronteras, eres dueña de la vida mía.
Cambia todo en un instante que por supuesto también te lo creo,
miente y trata de olvidarme y qué me importa nada si yo así te quiero.