thumbnail

Amor, donde quiera que estés - Manuel Wirtz

Cada vez que te veo partir, algo se quiebra en mí
y preciso sintetizar noches de soledad.
Tomo un taxi hasta algún café, tomo algo antes de volver
y después trato de dormir y no puedo dejar de pensar.

Amor, donde quiera que estés,
deja la duda y vuelve a mí,
que yo estoy esperándote,
que yo sigo esperándote.

Un minuto antes de dormir, tu recuerdo siempre vuelve a mí,
fotos viejas en un cajón que no quiero volver a abrir.
Vuelvo al piano y toco sin querer la misma canción de ayer,
como cartas que no escribiré, como un sueño que no alcanzaré.

Amor, donde quiera que estés,
deja la duda y vuelve a mí,
que yo estoy esperándote,
que yo sigo esperándote.

Amor, donde quiera que estés,
deja la duda y vuelve a mí,
que yo estoy esperándote,
que yo sigo esperándote.