thumbnail

El cuento de Superman - Pimpinela

¿Qué haces con esa maleta parado en la puerta? Ven aquí…
Te miro y parece mentira, no sé si matarte o echarme a reír.
Yo sé que eres un inmaduro, un hombre inseguro, siempre fuiste así,
pero cómo has dejado engañarte, es sólo una niña que sabe mentir.

¿Qué le vas a dar? Amor... ¿Quién te va a creer? ¿Y qué?
Es que no te das cuenta que, tarde o temprano, la vas a perder.
Pero si quieres marchar no te lo voy a impedir.
Ni tú ni nadie lo podría lograr.

¿Cómo has podido creer el cuento de Superman?
¿Qué le dirás cuando no puedas volar?
Pero si quieres marchar, sólo te voy a advertir...
No digas nada, no te quiero escuchar.

Vas a querer que te trague la tierra 
cuando ella te busque y no puedas más,
cuando su cuerpo necesite guerra
y tú ya no tengas…con qué disparar.

No supe frenarme a tiempo,
realmente lo siento, pero me voy.
No quiero escaparle a los sueños,
con ella los tengo y el nuestro acabó.

Tu sueño será pesadilla
cuando te des cuenta que no era amor
y veas que has perdido todo
por una aventura, por una pasión.

¿Quién te va a cuidar? Me voy. ¿Cómo vas a hacer? Adiós.
Es que no te das cuenta que, tarde o temprano, la vas a perder
Pero si quieres marchar, no te lo voy a impedir.
Ni tú ni nadie lo podría lograr.

¿Cómo has podido creer el cuento de Superman?
¿Qué le dirás cuando no puedas volar?
Pero si quieres marchar, sólo te voy a advertir...
No digas nada, no te quiero escuchar.

Vas a querer que te trague la tierra 
cuando ella te busque y no puedas más,
cuando su cuerpo necesite guerra
y tú ya no tengas…con qué disparar.

¡Cuando la dejes sola, te des vuelta
y encuentres que otro está en tu lugar!