thumbnail

Aquello que me diste - Alejandro Sanz

Inmensas tempestades, tu mano y la mía,
tienes algo , no sé que es, hay tanto de melódico
en tu fantasía y un toque de misterio, mi limite.
Conservo algún recuerdo que no debería, lo sé, 
¿Qué puedo hacer? A todos nos ocurre la monotonía,
nos gana la batalla, alguna vez, alguna vez...

Por eso vida mía, por el día a día, por enseñarme a ver
el cielo más azul, por ser mi compañera y darme tu
energía, no cabe en una vida mi gratitud, por aguantar
mis malos ratos y manías, por conservar secretos en ningún baúl,
quiero ser por una vez, capaz de ganar y de perder.

Perdona si me ves perder la compostura,
en serio te agradezco que hayas sido mía.
Si ves que mi cancion acaso no resulta,
avísame y recojo la melancolía, melancolía.

Te dejaré una ilusión, envuelta en una promesa de eterna
pasión, una esperanza pintada en un mar de cartón,
un mundo nuevo que sigue donde un día lo pusiste.
Tú eres esa mujer, por quien me siento ese hombre
capaz de querer, viviendo cada segundo la primera vez,
sabiendo que me quisiste y todo aquello que me diste.

Conserva mi recuerdo de piratería, derrama los secretos,
abre aquel baúl, sigamos siendo cómplices en compañía,
de aquello que me diste bajo el cielo azul.
Por aguantar mis malos ratos y manías, por conservar 
secretos que me guardas tú, quiero ser por una vez,
capaz de ganar y de perder.

Perdón si alguna vez guardé la compostura,
no sabes lo que ha sido que hayas sido mía.
Comprendo que agotaste toda tu dulzura,
pero no me pidas, niña, la melancolía, melancolía.

Te dejaré una ilusión, envuelta en una promesa de eterna
pasión, una esperanza pintada en un mar de cartón,
un mundo nuevo que sigue donde un día lo pusiste.
Tú eres esa mujer, por quien me siento ese hombre
capaz de querer, viviendo cada segundo la primera vez,
sabiendo que me quisiste y todo aquello que me diste.

Un mundo nuevo que sigue donde un día lo pusiste,
tú eres esa mujer, por quien me siento ese hombre
capaz de querer, viviendo cada segundo la primera vez,
sabiendo que me quisiste y todo aquello que me diste.