thumbnail

Dueños del amor - Abel Pintos

Mis manos de tinta, tus labios de aire,
la luz de tus ojos da vida al fuego en mi sangre.
De piedra mis piernas, de pluma mi pecho,
con tu color se visten tan dulces mis sueños.

De sombra es el miedo, de carne el deseo,
la miel de tu aroma es da brisa que me da aliento.
Vos sos el consuelo que abriga mi herida,
con tu color se visten tan dulces mis días.

Somos dueños del amor,
somos parte del misterio
que nos roba la razón y nos vuelve eternos,
que nos cura las heridas viejas del corazón.

Me sueñan tus besos, te extrañan mis versos,
me pierdo en las horas que se hacen carne en mi anhelo.
Anudo un pañuelo, te encuentro en mi espacio,
me hundo en una sombra, te espero en mi abrazo.

Te vas hacia el cielo con las alabanzas
que rezan mis manos, acariciándote el alma.
Me voy como un trueno con mi pensamiento,
al centro de tu cuerpo me llevan los vientos.

Somos dueños del amor,
somos parte del misterio
que nos roba la razón y nos vuelve eternos,
que nos cura las heridas viejas del corazón.