thumbnail

Mediocre - Ximena Sariñana

Son las hojas que escribí ayer,  el lenguaje que quedó en tu piel.
Fue la tinta a toda intención de dejarte lo que soy.
Poco a poco ganó mi ocio...
Cuando veo ya no estás y me quedé hasta el final.

Y me creí tan especial,
qué ingenua mi torpeza.
Y me sentí tan esencial,
qué ingenua mi vergüenza.

Me olvidaste, por mi parte, qué mediocre.

Me encanta escucharte hablar,
qué elegancia hacerte sentir mal.
Sólo quiero que quisieras hoy
demostrarte lo que soy.

Poco a poco, ganó mi odio.
No quisiste algo más y me quedé hasta el final.

Y me creí tan especial,
qué ingenua mi torpeza.
Y me sentí tan esencial,
qué ingenua mi vergüenza.

Me olvidaste, por mi parte, qué mediocre.