thumbnail

La niña que llora en tus fiestas - La Oreja de Van Gogh

Vuela un columpio sobre mi cabeza,
vuela por el cementerio de mi voluntad.
Sigo buscando la niña que llora en tus fiestas,
suenan campanas en flor por mi funeral.

Mírame con la estrella polar a mis pies,
vuelo a casa perdida otra vez
porque no sé dejar de adorarte ¡Mírame!

Vuela un columpio vacío, rozando la arena.
Deja las huellas del ángel caído al pasar,
huellas que siempre me llevan a ti, quitapenas,
como la dosis de vida fugaz que me diste a probar.

Mírame con la estrella polar a mis pies,
vuelo a casa perdida otra vez
porque no sé dejar de adorarte.

Pienso en ti cada vez que me alejo de mí,
cada vez que prefiero morir,
desde el día en que tú me diste,
tu carita es una rosa sin abrir.

Mírame con la estrella polar a mis pies,
vuelo a casa perdida otra vez
porque no sé dejar de adorarte.

Piensa en mí cada vez que me miras así,
se me cosen los labios a ti
y la luna me pinta los ojos.

¡Mírame! Cada vez que te vas pienso en ti,
cada vez que prefiero morir,
cada vez que me besas así,
cada vez que te vas ¡Mírame!

1 Comments