thumbnail

Ángeles caídos - Alejandra Guzmán

Frío como un dios duro de pelar en un manantial de luz,
instante profesor inflexible que me enseñó a leer carne,
hizo aparecer llagas en mi piel, las cubrió de miel
y como un perro fiel con su saliva, me llevó al arco iris salvaje.

Llorando a mares, como ángeles caídos,
cuando el pecado los expulsa del paraíso.
Me derrumbé, por más que supliqué, besándole los pies,
"Hazme tuya otra vez" ¡Nada!

Cáscara de nuez, agria de comer, si soy tu creación,
no puedes permitir que me disuelva. Bye, my love!
Entre plegarias rotas, llorando a mares como ángeles caídos,
cuando el pecado los expulsa de paraíso.

Me derrumbé, por más que supliqué, besándole los pies,
"Hazme tuya otra vez" ¡Nada!
Me convirtió en estatua de sal
y las asedió con oraciones de puro amor.