thumbnail

Qué mal me pagaste - El Original

Cómo dejaste que se muera el amor,
no me creíste que eso nunca pasó.
Te dejaste llevar por mentiras sobre mí
y sin motivos me engañaste.

Y yo me muero sólo en este mundo,
andando solo y moribundo ¡Qué mal me pagaste!
Y hoy tengo un corazón sin rumbo,
con un vacío profundo en mi corazón.

Amor, ya no juegues así, ya he perdida tu tu partida.
Has creído vil mentiras de mí,
has actuado sin saber...
Lo que sentía yo por ti ayer.

Y ahora te enteras que tenía razón y me llamas pidiéndome perdón,
reclamando el supuesto amor que un día nos unió,
que tus sábanas me extrañan, que tu alma ya sin mí no es nada,
que yo fui el que te enseñó del amor.



1 Comments