thumbnail

La fórmula - Los auténticos decadentes

Alma que no quiere despertar
y espera a mañana alguna oferta del azar.
Sabe que en el fondo han de volver
todas las promesas y la culpa del ayer.

Corazón que rifa una ilusión,
dejá para mañana lo que puedes vivir hoy.
Sabe que en el fondo han de pagar
toda la amargura de querer siempre algo más.

Tarde, pero a tiempo me di cuenta
que no todo lo que quiero está a la venta.
Voy a darte gracias porque al fin me desperté
y a mi lado con tu risa me encontré.

Buscando por la vida andaba yo,
la fórmula que nunca se inventó
y ahora que dejé ya de buscar,
mirá vos donde te vengo a encontrar.



1 Comments