thumbnail

Amor clandestino - Maná

Eres inevitable, amor,
casi como respirar, casi como respirar.
Llegué a tus playas impuntual,
pero no me rendiré, soy tu amor clandestino.

Soy el viento sin destino
que se cuela en tus olas, mi amor.
Soy, amor, un clandestino
que se juega hasta al vida, mi amor.

Clandestino amar, amar, amor...
No, no, no, no.

Mi amor clandestino que en el silencio, el dolor,
se nos cae todo el cielo de esperar.
Inevitable, casi como respirar,
se nos cae todo el cielo de tanto esperar... Clandestino.

El universo conspiró, inevitable, corazón,
clandestino, eterno amor,
pero me duele no gritar tu nombre en toda libertad,
bajo sospecha hay que callar.

Y te sueño piel con piel,
ahogado en besos y tus risas, amor,
y me hundo en el calor
que hay en tus mundos, en tu mar.

Llorando en silencio, 
temblando tu ausencia,
rogandole al cielo  y fingiendo estar muy bien. 
No, no, no, no...

Mi amor clandestino que en el silencio, el dolor,
se nos cae todo el cielo de esperar.
Inevitable, casi como respirar,
se nos cae todo el cielo de tanto esperar... Clandestino.


No te engañes más, ya no te mientas.
Si aire ya pasó, ya pasó
y de verdad, ya no tengas miedo,
sólo tú mantienes mi respiración.

Hace tanto que yo esperaba el viento, amor,
cae el llanto, el cielo de esperar.
Hace tanto que yo esperé tu luz, amor,
ay amor, ay amor, ay amor.

Se nos cae todo el cielo,
se nos cae todo el cielo de tanto esperar.
Mi amor ya no te engañes,
no te mientas, corazón.
Se nos cae todo el cielo, entiéndelo amor.