thumbnail

Cuento - Ximena Sariñana

¿Cuánto se puede? Quiero saber
quién tiene menos para comer
y te convido y pido que no tengas sed.
La emoción mece, crece y te quiero ver.

Puede que te quiera secuestrar 
y después te vaya a torturar, no sé.
Pero sólo quiero contemplar
cuántas de tus pecas puedo yo entender.

Porque ya no puedo esperar, 
quiero que te vengas a tomar un té
y entre todo este bienestar, 
me acuerdo que ya despegué los pies.

Me encimo, afino, termino y descubro 
que el cuento que cuento no siento que quiera ser
y el humo consumo que imaginé,
enciendo y entiendo que no te conozco bien.

Puede que te quiera secuestrar 
y después te vaya a torturar, no sé.
Pero sólo quiero contemplar
cuántas de tus pecas puedo yo entender.

Porque ya no puedo esperar, 
quiero que te vengas a tomar café
y entre todo este bienestar, 
me acuerdo que ya despegué los pies.