thumbnail

Nada de nada - Marco Di Mauro

Quisiera cantarte una canción que te enamore de mí,
te diga qué siento, te diga quién soy
y cuánto te haré feliz.

Que fuera las caricias que yo quisiera darte,
que fuera las palabras que no me animo a decirte,
que más o menos sonarían así.

No existe nada que me dé
ni la mitad de todo lo que tú me das
cuando descubres mi mirada.

No cambiaría ni loco tu sonrisa,
por todo el mundo,
por nada de nada.

Que ya eres todo, todo lo que quiero yo
y todo lo que pido a Dios.
Te esperaría aquí con paciencia.

No cambiaría un minuto tu presencia,
por todo el mundo,
por nada de nada.

Quisiera cantarte una canción que fuera sólo de ti,
que con las palabras de los demás no se pueda confundir.
Quisiera que te hiciera volar alto en el cielo
para que desde allí vieras qué pequeño se hace el mundo
si sólo estamos juntos tú y yo.

No existe nada que me dé
ni la mitad de todo lo que tú me das
cuando descubro tu mirada.

No cambiaría ni loco tu sonrisa,
por todo el mundo,
por nada de nada.

Que ya eres todo, todo lo que quiero yo
y todo lo que pido a Dios.
Te esperaría aquí con paciencia.

No cambiaría un minuto tu presencia,
por todo el mundo,
por nada de nada.

No cambiaría ni loco tu sonrisa,
por todo el mundo,
por nada de nada.

Que ya eres todo, todo lo que quiero yo
y todo lo que pido a Dios.
Te esperaría aquí con paciencia.

No cambiaría un minuto tu presencia,
por todo el mundo,
por nada de nada.