thumbnail

Amor salvaje - Chaqueño Palavecino

Te llevé sin preguntarte ni tu nombre,
con mi brazo encadenado a tu cintura,
asalté tu intimidad y tu ternura
para amar sin más razones que el amor.

Nos besamos sin decir una palabra,
fuimos cómplices callados del verano
y mis manos temblorosas se quemaron,
seducidas por el fuego de tu piel.

Amor salvaje,
juntos cruzamos los umbrales del pecado,
con el puñal de la pasión nos desgarramos,
sin derramar ni una gotita de dolor.

Amor salvaje,
como una selva tropical nos incendiamos
y en un instante sin saber que no dejamos
ni una ramita de ilusión para después.

Adelante como un puma entre las sombras,
desgajé tu cuerpo entero con mis besos
y atrapado por las lunas de tu pecho,
por el cálido gemido de tu voz.

Y montados en el potro del deseo,
sin frontera por la noche galopamos
y nos vio la madrugada con ojeras,
desvelados, diciéndonos adiós.

Amor salvaje,
juntos cruzamos los umbrales del pecado,
con el puñal de la pasión nos desgarramos,
sin derramar ni una gotita de dolor.

Amor salvaje,
como una selva tropical nos incendiamos
y en un instante sin saber que no dejamos
ni una ramita de ilusión para después.

Amor salvaje,
juntos cruzamos los umbrales del pecado,
con el puñal de la pasión nos desgarramos,
sin derramar ni una gotita de dolor.

Amor salvaje,
como una selva tropical nos incendiamos
y en un instante sin saber que no dejamos
ni una ramita de ilusión para después.