thumbnail

Una noche de amor - Luciano Pereyra

Hoy debo enfrentar la verdad,
sé que ya no hay vuelta atrás
y es tu destino tener que marchar.

Amor, debo entender que es así
y aunque me siento morir,
debo dejarte partir.

Pero escucha, mi amor,
lo que mi corazón
en un grito te quiere pedir:

Dame una noche de amor,
sólo una noche los dos,
y así guardar el dulce de tu boca.
Dame una noche de amor, 
que se detenga el reloj,
que quiero ver por última vez
el brillo de tu piel.

Miente, dime que te quedarás,
voy a dejarme engañar
y que este sueño no tenga final.

Cielo, quédate un poco más...
¿No ves que estoy por llorar?
Entrégame tu amor una vez más.

Dame una noche de amor,
sólo una noche los dos,
y así guardar el dulce de tu boca.
Dame una noche de amor, 
que se detenga el reloj,
que quiero ver por última vez
el brillo de tu piel.

Dame una noche de amor,
sólo una noche los dos,
y así guardar el dulce de tu boca.
Dame una noche de amor, 
que se detenga el reloj,
que quiero ver por última vez
el brillo de tu piel.