thumbnail

Gata malvada - Leo Mattioli

Mis amigos me decían que de mí tú te reías,
que para nada me querías, tonto y ciego yo dormía.
Poco a poco me di cuenta, por suerte, cómo serías.
Vergüenza me dio saber todas las cosas que hacías.

Porque soy un perro viejo y el olfato no me falla,
y olía a traición.
Sos una gata malvada que cayó siempre parada,
pero conmigo no.

No te miento el enterarme llegó un poco a molestarme,
pero en esta vida aprendí de estos golpes, superarme.
Si algún día por la calle nos cruzamos, no te escondas,
yo no te guardaré bronca, seguramente estarás sola.

Y perdonáme si he venido todo de negro vestido,
es que de luto estoy.
Y lleváte esto contigo, que a pesar que te he querido,
para mí muerta estás.

Oye, gata... ¿Por qué a mí?

Porque soy un perro viejo y el olfato no me falla,
y olía a traición.
Sos una gata malvada que cayó siempre parada,
pero conmigo no.