thumbnail

Comer tu boca - Coti

Que cómo hago para no extrañarte.
No hago nada, nena, yo te extraño.
Despierto a las mañanas buscando tu carne.

Que cómo hago para aguantarme.
Por lo pronto, nena, yo te aclaro:
No sería capaz de matarme. No, no.

Pero pienso, pienso, pienso, 
pienso, pienso, pienso...

Pienso en el momento de comer tu boca
y todo este tiempo, toda espera me parece poca.
Pienso en el momento de comer tu boca
y todo este tiempo, toda espera me parece poca.

Que cómo hago para no extrañarte.
No hago nada, nena, yo te extraño.
Despierto a las mañanas buscando tu carne.

Que como hago para aguantarme.
Por lo pronto, nena, yo te aclaro:
No sería capaz de matarme. No, no.

Pero pienso, pienso, pienso, 
pienso, pienso, pienso...

Pienso en el momento de comer tu boca
y todo este tiempo, toda espera me parece poca.
Pienso en el momento de comer tu boca
y todo este tiempo, toda espera me parece poca.