thumbnail

Dar el alma - Cacho Castaña y Dalila

Se posó mi mano, como mariposa,
en tu hombro herido.
Sólo con mirarte, me quedé en tus ojos,
me quedé en tus alas.

Digan lo que digan,
nada para mí tiene sentido,
Yo te abrí las puertas al amor
y estoy contigo.

Y viste en mi la flor
y de un tirón quitaste las espinas.
Presentí tu fuego,
provocar mi miedo, provocar mi calma.

Y en tu laberinto de promesas
me jugué la vida
y sobre la mesa de mi corazón,
pusiste el alma.

Y viste en mí la flor y el sol cayó en tus ojos.
Mis pétalos abriste poco a poco.
Que digan lo que digan, ya no nos importa nada.
Son cosas de la vida amar y dar el alma.

La luna está en el cielo
como ahora yo estoy en tus brazos
y así amaneceremos hasta ver la luz,
la luz del alba.

Yo voy a caminar entre tus pies
y tú sobre mis pasos.
La piel será un racimo de mi amor
y el mío es darte el alma.

Y viste en mí la flor y el sol cayó en tus ojos.
Mis pétalos abriste poco a poco.
Que digan lo que digan, ya no nos importa nada.
Son cosas de la vida amar y dar el alma...

Y dar el alma y dar el alma.