thumbnail

Ayer te quise tanto - Sandro

A veces un recuerdo o una canción muy triste,
se adueñan de aquel eco que me dejó tu voz...
y entonces vuelvo a ver, como cuando te fuiste,
con mi dolor a cuestas, llorando por tu amor.

Y, a veces, yo quisiera que luego del olvido,
que tanto me ha costado poder volverte a ver.
Pero es muy peligroso por tu vida y la mía
que acepto sin reclamos el precio del ayer.

Y ayer te quise tanto, que partían mis venas,
mi loco corazón... al bombear el torrente
de sangre incontrolable por tanto y tanto amor.
Y ayer te quise tanto que nunca habrán de amarte como te he amado yo.

Que hasta me falta el aire para decir te quiero como lo he dicho yo.
Y susurro muy bajo tu nombre tras las puertas
para escuchar tu voz que responde al reclamo
del macho que está alzado para hacer el amor.

Pero ha pasado el tiempo y, si ayer te quise tanto,
resulta que hoy ya no, hoy ya no, hoy ya no, hoy ya no.