thumbnail

Memorias de una vieja canción - Horacio Guarany

Este día sin sol es todo mío,
golpea mis ventanas tanto frío.
Una vieja canción en mi guitarra,
una vieja canción no tiene olvido.

Es la misma que un día nos uniera
en las playas lejanas de tu viejo país,
y el otoño al ver caer sus hojas,
viene hasta mí y me moja con su llovizna gris.

¿Por qué no olvido tu canción?
Será porque tanto te amé,
que aquí sentado en esta pieza,
sobre esta misma mesa, anoche te lloré.

¿Por qué no olvido tu canción?
Si el río va y no vuelve más,
reloj eterno de las horas
y esta canción que llora sobre mi ventanal.

No se mueren las penas por morirse,
jamás muere el amor por un olvido.
Ni se muere en mi pieza tu sonrisa,
fumando en la alta noche vas conmigo.

Con la brújula herida navegando
mi velero en el humo de un cigarro,
se recuesta en tu puerto de distancias,
vuelve a levar sus anclas, pero no volverá.

¿Por qué no olvido tu canción?
Será porque tanto te amé,
que aquí sentado en esta pieza,
sobre esta misma mesa, anoche te lloré.

¿Por qué no olvido tu canción?
Si el río va y no vuelve más,
reloj eterno de las horas
y esta canción que llora sobre mi ventanal.