thumbnail

Días de enero - Shakira

Te conocí un día de enero
con la luna en mi nariz.
Y como vi que eras sincero,
en tus ojos me perdí.
Qué torpe distracción y qué dulce sensación.

Y ahora que andamos por el mundo
como Eneas y Benitin,
ya té encontré varios rasguños
que te hicieron por ahí,
pero mi loco amor es tu mejor doctor.

Voy a curarte el alma en duelo,
voy a dejarte como nuevo
y todo va a pasar,
pronto verás el sol brillar.
Tú más que nadie merece ser feliz.

Ya vas a ver cómo van sanando
poco a poco tus heridas.
Ya vas a ver cómo va
la misma vida a decantar
la sal que sobra en el mar.

Y aunque hayas sido un extranjero
hasta en tu propio país,
si yo te digo ¿Cómo dices?
Tú aún dices ¿Qué decís?
Y lloras de emoción oyendo un bandoneón.

Y aunque parezcas despistado
con ese caminar pausado,
conozco la razón que hace doler tu corazón,
por eso quise hacerte esta canción.

Ya vas a ver cómo van sanando
poco a poco tus heridas.
Ya vas a ver cómo va
la misma vida a decantar
la sal que sobra en el mar.

Ya vas a ver cómo van sanando
poco a poco tus heridas.
Ya vas a ver cómo va
la misma vida a decantar
la sal que sobra en el mar.