thumbnail

Déjame entrar - Carlos Vives

Déjame entrar en tu mirada,
quiero llegar hasta tu alma.
Déjame quedarme entre tus besos,
saber lo que llevas por dentro.

Déjame entrar en tu silencio,
déjame ver en tus recuerdos
para saber que sí eres tú
la niña que llevo en mis sueños.

La que huele a yerba en su pelo, la que lleva tierra en sus dedos,
la que deja huella en su suelo, la que goza pariendo un sueño
que perfuma las madrugadas con el aroma de su cuerpo
y le da buenos días al sol en lo caliente de sus besos.

Ser tu partida y tu llegada,
quiero nacer desde tu calma.
Déjame ser tus pensamientos,
saber lo que llevas por dentro.

Déjame entrar en tu silencio,
déjame ver en tus recuerdos
para saber que sí eres tú
la niña que llevo en mis sueños.

La que huele a yerba en su pelo, la que lleva tierra en sus dedos.
La que deja huella en su suelo, la que goza pariendo un sueño
que perfuma las madrugadas con el aroma de su cuerpo
y le da buenos días al sol en lo caliente de sus besos.

Déjame entrar en tu mirada,
déjame entrar por la ventana.
Déjame entrar en tu mirada
por la ventana de tu corazón.

Déjame entrar en tu mirada,
déjame verte en las mañanas.
Déjame entrar en tu mirada
cuando ya no caliente el sol.

Cuando contigo me encuentro se me enreda el pensamiento,
se me corta la respiración.
Esto yo nunca me lo esperaba, hace tiempo no me pasaba,
para ti va mi canción.

Déjame entrar en tu mirada,
déjame entrar en tu mirada.
Déjame entrar en tu mirada,
déjame entrar en tu mirada.

Déjame ver que no hay regreso, déjame entrar en tu mirada.
Déjame entrar hasta tus besos, déjame entrar en tu mirada.
Déjame ver en tu recuerdo, déjame entrar en tu mirada.
Quiero nacer de tu silencio, déjame entrar en tu mirada y recorrer todo tu cuerpo.

Déjame entrar en tu mirada para morir entre tus besos.
Déjame entrar en tu mirada,
déjame entrar en tu mirada,
déjame entrar, en tu mirada...