thumbnail

Cómo me duele la piel - Leonardo Favio

Como me duele la piel de tanto pensar en ti,
me desespero por besarte y en cada abrazo dejarte,
por siempre, tatuada en mí.
Cómo me duele la piel de tanto pensar en ti.

Yo llevo un dolor aquí que no me deja vivir,
quiero en tus brazon morir, porque ya mi corazón
no soporta la obsesión de este amor interrumpido.

Yo no buscaré el olvido en brazos de otra mujer,
quiero morir a tus pies, soñando con el regreso.
Es mi ilusión vivir preso en la red de tu cintura,
que convierte tu figura en un divino verge.
Cómo me duele la piel de tanto pensar en ti.

Es mi ilusión vivir preso en la red de tu cintura,
que convierte tu figura en un divino verge.
Cómo me duele la piel de tanto pensar en ti.