thumbnail

Mentira - Valeria Lynch

Mentira, lo nuestro siempre fue una mentira,
una piadosa pero cruel mentira.
Esas palabras bellas que se dicen
y dejan en el fondo cicatrices.

De pronto, mi vida se llenó de tu existencia,
mi suerte se cambió con tu presencia y descubrí que el mundo era bello.
Volé por los caminos del ensueño y fui creyendo en ti sin sospechar,
que sólo estaba frente a un profesional de la mentira.

Tu vida siempre ha sido una mentira,
una vulgar y estúpida mentira.
Y yo que me creía tu destino,
no fui sino una más en tu camino.

Me marcho muriéndome de rabia y de tristeza,
me guardo mis afanes de grandeza.
Jugué a ganar y sólo he conseguido un puesto en el reparto del olvido...
y fui creyendo en ti sin sospechar
que estaba frente al profesional de la mentira.

Ser un juguete más de tus mentiras,
ser un juguete más de tus mentiras.

Tu vida siempre ha sido una mentira,
una vulgar y estúpida mentira.
Y yo que me creía tu destino,
no fui sino una más en tu camino.

Jugué a ganar y sólo he conseguido
ser un juguete más de tus mentiras.