thumbnail

Por qué es tan cruel el amor - Ricardo Arjona

No se acaba el amor
sólo con decir adiós.
Hay que tener presente
que el estar ausente
no anula el recuerdo,
ni compra el olvido,
ni nos borra del mapa.

El que tu no estés
no te aparta de mí,
entre menos te tengo
más te recuerdo,
aunque quiera olvidarte.
Estás en mi mente
y me pregunto mil veces...

¿Por qué es tan cruel el amor
que no me deja olvidar,
que me prohibe pensar,
que me ata y desata
y luego de a poco me mata,
me bota y levanta
y me vuelve a tirar?

¿Por qué es tan cruel el amor
que no me deja olvidar?
Porque aunque tú ya no estés,
se mete en mi sangre
y se va de rincón en rincón,
arañándome el alma
y rasgando el corazón.
¿Por qué es tan cruel el amor?

No se acaba el amor
sólo porque no estás.
No se puede borrar
así como así nuestra historia,
sería matar la memoria
y quemar nuestras glorias.

¿Por qué es tan cruel el amor
que no me deja olvidar,
que me prohibe pensar,
que me ata y desata
y luego de a poco me mata,
me bota y levanta
y me vuelve a tirar?

¿Por qué es tan cruel el amor
que no me deja olvidar?
Porque aunque tú ya no estés,
se mete en mi sangre
y se va de rincón en rincón,
arañándome el alma
y rasgando el corazón.
¿Por qué es tan cruel el amor?