thumbnail

Una lágrima sobre el teléfono - Paz Martínez

Hoy no me llamó ¿Qué pasará?
¿Por qué esta vez no me llamó?
Estoy pendiente del teléfono y no,
esto me empieza a preocupar.

¿Qué le sucedió?
Tal vez no pudo escapar de su prisión,
hay un misterio que le apresa el corazón
y no la deja respirar.

Suena el teléfono
y voy como loco a su encuentro.
Tengo la boca reseca y estoy sin aliento...
¡No! ¡No! Equivocado, no es aquí señor.

Hay una lágrima sobre el teléfono,
sobre mi corazón.
Hoy no me llamó y es como una visión,
un fantasma en mi habitación.

Sobre el teléfono gira mi corazón,
en un mundo sin sol,
malherido de amor...
¡Necesito escuchar su voz!

Con los ojos muy abiertos
me sorprende la mañana
y el desorden de mi cuarto
es menor que el de mi alma...

¡Ay amor! ¡Ay amor!